Cómo bajar de peso de forma saludable y duradera

¿Has reflexionado porque quieres perder peso?

¿Lo haces por ti o porque crees que es lo que otros esperan de ti?

¿Es por algo que has oído?

¿Hay algo que te haya afectado?

Plantéate estas y muchas más preguntas y descubre la razón que te ha llevado a fijarte tal objetivo. Este paso es muy importante porque el único motivo por el que alcanzarás el éxito de forma duradera es si tú y tu salud sois la respuesta al por qué.

Alcanzar tu peso ideal no se te hará cuesta arriba si sigues los consejos adecuados: mantén una dieta equilibrada y haz suficiente ejercicio físico.

Los antojos, las dietas yo-yo y los entrenamientos mal organizados pueden impedirte perder peso de forma efectiva, ¡pero eso no significa que sea imposible cumplir tus objetivos! 

Quizás el camino a veces te parezca muy largo, pero desde luego no siempre tiene que ser cuesta arriba: ¡intentar alcanzar tu meta también ha de ser divertido! Si no te gusta correr, ¿para qué sufrir corriendo 10 km al día? ¡Caminar también puede ser productivo! Escoge las actividades que más te gusten y sácales partido. Además, recuerda que no es algo que ocurra solo con el ejercicio físico. Aplica la misma lógica a la hora de comer: ¡la comida no tiene que ser un suplicio! No te prohíbas todo lo dulce si sabes que vas a pasarte el día entero con antojos.

Por lo tanto, intenta correr distancias cortas, pero sal a correr más de una vez a la semana. Anímate también a incluir algo de variedad en tu rutina con sesiones de natación, baile o cualquier otra actividad que te guste: ¡lo importante es pasárselo bien! Y en cuanto a los dulces, no te comas cada barrita de chocolate que se cruce en tu camino, pero tampoco las saques de tu vida si son algo con lo que disfrutas. Lo más importante es que encuentres un equilibrio en todo, ¡es la clave del éxito!

 

No intentes alcanzar metas irreales porque te frustrarás y tirarás la toalla antes de tiempo. Los cambios no suceden de la noche a la mañana, así que lo mejor es comenzar estableciendo objetivos factibles. Está bien tener ambiciones, pero tus esfuerzos recibirán mayores recompensas si vas poco a poco. Trabaja, alcanza una meta… ¡y celebra tus logros! Así notarás cambios en plazos más cortos y seguirás sintiendo motivación para perseguir la siguiente meta.

 

REGISTRA TU COMIDA

 

Llevar un registro de tu ingesta calórica puede ayudarte a salir de dudas. Muchas veces creemos estar comiendo de forma equilibrada, pero en realidad le estamos dando al cuerpo mucho más de lo que puede procesar. Empieza por registrar tus comidas, al menos de vez en cuando, y analiza tus hábitos alimenticios. Este paso te ayudará a ser más consciente de lo que comes y a evitar los posibles errores.

 

4 BENEFICIOS DE APUNTAR TU COMIDA

 

  1. Tienes una perspectiva más clara de la cantidad de calorías que consumes al día.
  2. Eres más consciente de tus hábitos alimenticios y descubres si cometes errores. ¡Un paso importante hacia el cambio!
  3. Te informas sobre el valor nutricional de tus comidas y puedes comprobar si te falta algún nutriente.
  4. Los abdominales se trabajan en la cocina: si quieres evitar el efecto yo-yo, más te vale tomar nota de tus hábitos alimenticios y buscar el equilibrio.

 

HAZ EJERCICIO FÍSICO

 

Además de adoptar hábitos saludables a la hora de comer, es importante que hagas suficiente ejercicio físico como para estimular la quema de grasa.

1º CAMINA -  Empezar con ilusión está muy bien y es muy importante, pero salir a correr e intentar darlo todo pese al sufrimiento no es una opción muy productiva a largo plazo. Antes de rendirte por haber forzado tu cuerpo a ir más allá de su condición física, te recomendamos comenzar paso a paso. Caminar es una alternativa muy saludable y eficaz. Además, ¡cualquier excusa es buena para echar a andar! Puedes caminar en el trabajo, de vuelta a casa, adoptar hábitos que te motiven a andar más…etc. Tus articulaciones te lo agradecerán y tu metabolismo también.

 

Paso a paso, te acercarás más y más a tu meta y te resutará más fácil pasar de las caminatas a las sesiones de running.

 

2º SAL A CORRER - Cuando sientas que ha llegado el momento de empezar a correr, seguramente quieras saber cómo hacerlo de forma efectiva. Para activar el metabolismo y quemar grasa con éxito, te recomendamos hacer entrenamientos de resistencia con regularidad: te ayudarán a estimular el índice metabólico y seguirás quemando calorías incluso después de entrenar. El efecto post combustión promueve la pérdida de peso.

 

Si quieres bajar de peso, asegúrate de que tu metabolismo trabaje a alta intensidad. Haz que tu cuerpo afronte nuevos retos, incluye variedad en tu rutina de running y anímate a hacer sesiones de fuerza como los entrenamientos con el propio peso corporal. De ese modo, tu cuerpo reaccionará a los estímulos y tu metabolismo empleará más energía.

 

Si no sabes cómo empezar, busca consejos de un experto, fíjate un objetivo, aumenta la resistencia y alcanza tu peso ideal.

 

Estos consejos te ayudarán a ir por el buen camino. ¡Ármate de paciencia y recuerda que lo haces por ti!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

Name .
.
Message .

Please note, comments must be approved before they are published

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal €0,00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods